• 25 de marzo | Colegio Williams de Cuernavaca

    Dominar uno o varios idiomas es una habilidad que le brinda a tus hijos más y mejores oportunidades de interactuar con el mundo que los rodea de una manera más significativa. Es por esta razón que, aprender lenguas extranjeras desde una etapa temprana, debe ser una de las prioridades dentro de su plan de estudios.

    De acuerdo con un artículo publicado por la revista Scientific American, investigadores de tres universidades con sede en Boston determinaron que, un niño puede absorber mejor el conocimiento de otros idiomas hasta los 18 años; sin embargo, dichos investigadores también encontraron que, si se desea lograr la fluidez gramatical de un hablante nativo, es mejor comenzar antes de los 10 años.

    Actualmente, tenemos la fortuna de vivir en un mundo que cada día está más interconectado, razón por la que el dominio de otros idiomas es una herramienta que hará que tus hijos puedan disfrutar de un sinfín de puertas abiertas.

    Beneficios de aprender idiomas desde preescolar

    Te decimos cuatro beneficios de que tu hijo comience a familiarizarse con lenguas extranjeras desde sus primeros años.

    1. Beneficios cognitivos

    Tener una mayor concentración, una capacidad de retención más elevada, la habilidad para escuchar y el poder resolver problemas de manera efectiva, son solo algunos de los beneficios cognitivos que el aprender nuevos idiomas genera en el cerebro de tu hijo. Además, entre más pequeños sean al empezar a aprender inglés, francés o cualquier otro idioma, más creativos se vuelven ya que, entre otras cosas, están haciendo que su cerebro trabaje nuevos razonamientos.

    Beneficios-cognitivos

    2. Sin miedo a ver el mundo

     

    Hoy en día, no es ningún problema viajar a países en los que se hablen idiomas diferentes al nuestro; sin embargo, recorrer el mundo siendo bilingüe, trilingüe o políglota brinda mejores experiencias y permite conocer y disfrutar más de otras culturas. La facilidad que dan los idiomas a una persona para conectarse con un lugar y con su gente, nunca podrá ser superada por el apoyo de un guía de turistas.

    Sin-miedo-a-ver-el-mundo

    3. Toma de decisiones

     

    Existen estudios que han demostrado que, cuando se toman decisiones en un segundo o tercer idioma, las personas suelen distanciarse de prejuicios ligados con su lengua materna. Esto es un beneficio del que, probablemente, tu hijo disfrutará cuando sea adulto y deba enfrentarse al mundo laboral. Impúlsalo a que desarrolle esa habilidad desde pequeño y dale las herramientas suficientes para forjarse un futuro mejor.

    Toma-de-decisiones

    4. Mayor confianza en sí mismo

    Una parte esencial del proceso de aprendizaje de idiomas es equivocarse, ya que, entre otras cosas, implica salir de la zona de confort, por lo que cometer errores es inevitable. Sin embargo, estos tropiezos son los que hacen que un estudiante de idiomas gane confianza en sí mismo, potencialice sus habilidades y supere sus obstáculos. Con el paso del tiempo, además de que los errores serán cada vez menos, tu hijo dominará el miedo a equivocarse y trabajará en su tolerancia a la frustración.

    Mayor-confianza-en-si-mismo

    En el Colegio Williams de Cuernavaca, nuestros estudiantes adquieren la capacidad de escribir, entender y comunicarse de forma natural en inglés y francés. Además, adoptan una perspectiva global mediante experiencias multiculturales, por lo que, orgullosamente, nuestros alumnos forman parte del 2% de las personas en México que cada año se certifican a nivel Proficiency en inglés.

    Si te interesó este artículo quizás desees leer el siguiente: >>> ¿Sabías que el 90% del cerebro de tu hijo se desarrolla a los 5 años? <<<